FAQS: PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

¿Qué es el shale gas?
El “shale” gas o gas de lutitas (también conocido como gas de esquisto o gas pizarra) es sencillamente gas natural. Se denomina gas no convencional no porque sea un hidrocarburo con características nuevas sino porque se encuentra atrapado en formaciones rocosas y arcillosas de muy baja permeabilidad. Por lo tanto, para que el gas de lutitas aflore a la superficie se requieren técnicas no convencionales de extracción. De ahí el nombre de gas no convencional.

¿En qué se diferencia del gas natural tradicional?
No hay absolutamente ninguna diferencia con el gas que utilizamos a diario en nuestros hogares o el que se utiliza en la industria y en la producción de electricidad. La única diferencia es la forma en la que se encuentra almacenado en las rocas y por tanto la forma en la que se extrae. El gas natural, tanto el convencional como el no convencional, se compone principalmente de metano en cantidades que comúnmente pueden superar el 90 ó 95% y suele contener otros gases como nitrógeno, sulfuro de hidrógeno, helio y mercaptanos.

¿Qué es la fracturación hidráulica o fracking?
La fracturación hidráulica (fracking en inglés) es una técnica que se utiliza para liberar el gas natural atrapado en rocas de muy baja permeabilidad. La industria la utiliza desde mediados del siglo XX. De hecho, hoy en día, una gran mayoría de los pozos de gas y petróleo convencionales utilizan este procedimiento para mejorar su rendimiento, el volumen de hidrocarburos recuperado y SOBRE TODO la RENTABILIDAD del pozo. En la última década, particularmente en los Estados Unidos, las técnicas combinadas de perforación profunda horizontal y estimulación mediante fracturación hidráulica han evolucionado, mejorando el acceso al gas almacenado en las rocas de baja permeabilidad, areniscas de baja permeabilidad y rocas madre arcillosas, convirtiendo la extracción de este gas en un negocio muy rentable.

La tecnica de fracking actual es bastante novedosa, de hecho todavia no se ha empleado en Europa más que en unos pocos pozos de exploracion. La duracion máxima media de un pozo es de 6 años y a nivel subterraneo supone un km. cuadrado aprox. aunque en superficie sea sensiblemente menor.

¿Cómo funciona?
La estimulación mediante fracturación hidráulica consiste en inyectar agua y arena junto a numerosos aditivos químicos a elevada presión y a gran profundidad con el objetivo de crear una red de microfracturas en determinadas zonas del subsuelo. La fuerza del agua provoca grietas en el núcleo de la roca y los granos de arena ayudan a mantener abiertas estas fisuras para que el gas pueda fluir. Normalmente se realiza una sola vez en la corta vida de cada pozo, por lo que es necesario perforar muchos pozos. En otras palabras, se trata de dotar a una roca muy compacta de una red de microhuecos interconectados, similar a las que existen en una roca porosa natural, pero provocados artificialmente y sin un conocimiento exacto de lo que puede ocurrir en el futuro con todas estas fracturas provocadas artificialmente.

Normativa

¿Es suficiente el actual marco regulador a nivel español y europeo para la exploración y eventual extracción del shale gas?
NO, aunque un informe realizado por la Comisión Europea en el año 2011 concluyó que el actual marco reglamentario europeo para la exploración de shale gas es suficiente. Claro, qué van a decir ellos que son los responsables del marco regulatorio. En Sudafrica y Reino Unido ha habido moratorias para analizar el marco regulatorio debido a los problemas que se esperan, en Francia ni siquiera se va a cambiar porque entienden que el fracking es intrínsecamente muy contaminante

En unas declaraciones realizadas en un congreso sobre gas no convencional celebrado en Barcelona en el mes de marzo de 2012, el director de exploraciones de HEYCO, John Underwood, valoró positivamente el apoyo sin fisuras de la Administración vasca a sus proyectos y sobre todo el ventajoso tratamiento fiscal que constituye el primer motivo para instalarse en la zona. Dijo también, literalmente, que las leyes de protección ambiental aquí vigentes son “manejables”, que se trataba de un negocio muy rentable y que la orografía de Álava beneficia aún más si cabe a sus intenciones.

¿Se debería prohibir el desarrollo del shale gas en España y/o en el resto de Europa?
Por supuesto. Una técnica que provoca de forma artificial grietas en las rocas de las capas profundas del subsuelo con el riesgo de provocar seismos, inyectando productos químicos peligrosos para la salud y millones de litros de agua, tan necesaria para la vida y tan escasa, que vuelve a la superficie contaminada con los productos químicos utilizados y con diversos productos y lodos procedentes del subsuelo, debería ser prohibida en todo el mundo tal como ya se ha hecho en diversos países como Francia y en algunos estados de Estados Unidos.

Medio Ambiente y Seguridad

¿Afectan las operaciones relacionadas con el desarrollo del shale gas a la calidad del agua?
La estimulación mediante fracturación hidráulica es una técnica muy peligrosa que puede llegar a contaminar los acuíferos, tal como ha quedado demostrado en varios estudios de diversas universidades americanas. Los tubos por los que se inyectan a altas presiones agua, arena y numerosos productos químicos y por los que se extrae el gas natural atraviesan frecuentemente corrientes de agua subterráneas. Una vez terminada la vida útil de los pozos los tubos quedan allí y del subsuelo pueden seguir saliendo gases y otros productos. Los tubos no duran eternamente… y por tanto es muy posible que se contaminen los acuíferos. Por otra parte, las grietas producidas en las rocas del subsuelo pueden alcanzar capas más permeables llegando incluso hasta las corrientes de agua contaminándolas. La industria asegura que “son al menos dos las barreras de tuberías y cementaciones que aíslan el pozo de los acuíferos, barreras que son sometidas a rigurosas pruebas de estanqueidad”, pero no pueden garantizar una “vida eterna” a estas barreras. A veces, ni siquiera unos pocos años.

¿El desarrollo del shale gas limitará los escasos suministros de agua dulce?
Cada pozo consume el equivalente al consumo anual de una ciudad de 10.000 habitantes y tiene una vida media de 6 años. La industria suele minimizar el consumo de agua por pozo a pesar de que puede ser de en torno a 30 millones de litros por pozo, pero no dicen nada sobre el número de pozos que van a perforar. Pueden ser miles de millones de litros de agua los que se utilicen en una zona no excesivamente grande, en clara competencia con el abastecimiento de la población. También comparan el agua utilizada con la necesaria para regar varias hectáreas de maíz. Este es otro problema, ya que igual tampoco habría que sembrar maíz en un lugar en el que llueve poco y en el que es necesario regar tanto. El trigo y el centeno no requieren riego. Por otra parte, aunque entre el 65% y el 80% del agua utilizada para fracturar la roca es devuelta por el pozo en las primeras fases de producción, ésta vuelve altamente contaminada y normalmente, aunque prometen que la tratarán adecuadamente y la someterán a procedimientos de depuración, éstos son tan caros que lo normal es que se almacenen en grandes albercas al aire libre en donde quedan durante muchos años las aguas contaminadas en las que beben las aves.

¿Qué productos químicos se utilizan durante la fracturación hidráulica?
A pesar de que la industria insiste en afirmar que se utilizan pocos productos químicos y además inocuos, es enorme la polémica existente sobre el tema principalmente debido al gran ocultismo existente. En primer lugar, admitiendo que como ellos afirman solamente el 0,5% de los productos inyectados en la roca sean productos químicos y el resto agua y arena, teniendo en cuenta que utilizan unos 30 millones de litros de agua, significa que están introduciendo en el subsuelo, por cada pozo, nada menos que CIENTO CINCUENTA MIL LITROS de productos químicos!!!! Siempre hablan de forma general diciendo que son productos inocuos, que se utilizan en proporciones muy bajas, que no son malos y que son pocos, pero nunca aportan datos concretos sobre cuáles son los productos que utilizan. En Estados Unidos se modificaron importantes leyes de protección medioambiental para no obligar a las compañías extractoras de gas a revelar los productos químicos utilizados. Junto con el gas y los elementos químicos que se introducen en el subsuelo, el fluido que retorna a la superficie suele venir acompañado de metales pesados y materiales radiactivos de origen natural. Los organismos de control europeos clasifican este cóctel químico -cuya formulación se trata de mantener en secreto- como de “atención inmediata” debido a sus efectos potenciales sobre la salud y el medioambiente. Diecisiete de las sustancias empleadas son tóxicas para organismos acuáticos, 38 tóxicos agudos, 8 son cancerígenos probados -junto a otras 6 sospechosas de serlo-, 7 son elementos mutagénicos y 5 provocan efectos sobre la reproducción, y todo esto se puede filtrar a los acuíferos y a los ríos con el consiguiente riesgo para el consumo humano.

Recientemente un informe oficial en Pennsylvania ocultó algunos de los productos químicos hallados en los pozos de agua próximos a pozos de extracción de gas mediante fractura hidráulica. Se puede ver de qué productos se trataba aquí.

¿Por qué las empresas no desvelan las sustancias químicas que se utilizan en la fracturación hidráulica?
La industria asegura que “la composición química de los compuestos utilizados como aditivos químicos se revelan a las autoridades competentes. Además, la industria se compromete a mantener informados a los ciudadanos acerca de los compuestos que se utilizarán como aditivos en cada pozo”. Esto último no lo hacen y a las autoridades competentes no se sabe bien qué es exactamente lo que les cuentan, pero es una cuestión rodeada de un gran secretismo. Por algo será.

TROFAGAS dice que utiliza sustancias de la lista REACH de la UE, sin citar que dichas sustancias son de obligada inclusión lo que no implica que no sean nocivas, al contrario. Las sustancias en artículos deben ser notificadas primero a la Agencia si:
– las sustancias tienen propiedades clasificadas como carcinógenas, mutagénicas y tóxicas para la reproducción (CMR), bioacumulativas y tóxicas (PBT) o muy persistente y muy bioacumulativa (mPmB;
– la sustancia presente en un producto es de un tonelaje >1ton/año,
– la concentración en peso es superior a 0,01%, y no puede descartarse la exposición a la misma.
Más información en: www.reachimopact.com

¿El shale gas aumenta las emisiones de gases de efecto invernadero?
La industria presume constantemente de que el gas natural es el combustible fósil más limpio disponible en la actualidad y que la generación de electricidad a partir del shale gas emite entre un 41% y un 49% menos de gases de efecto invernadero que las centrales eléctricas de carbón. Pero esto no significa nada. Que algo sea menos contaminante que otra cosa no significa que no sea contaminante. Por otra parte, los estudios de Howarth e Ingraffea de la Universidad de Cornell revelan que son falsas las afirmaciones de la industria relacionadas con las emisiones de gases de efecto invernadero del gas natural.

En EEUU hasta el 10 por ciento del metano de cada pozo es liberado a la atmósfera y a los acuíferos. El metano es 21 veces más potente que el CO2  como agente calentador (el metano equivale a 21 veces el CO2 ).

¿El desarrollo del shale gas se hará en detrimento de las energías renovables?
Naturalmente. A la industria no le interesa el desarrollo de ciertas fuentes de energía. Especialmente si se trata de fuentes de energía que se les escapan de las manos y que pueden ser gestionadas a pequeña escala como por ejemplo la energía solar doméstica. A la industria sólo le interesa aquello con lo que pueda hacer grandes negocios. Para ello desarrollan grandes campañas mediáticas que denominan de “comunicación estratégica” en las que nos envían sus mensajes plagados de “ciencia” y de “think tanks” (que nadie sabe lo que quiere decir pero impresiona mucho), tratando de mostrar su gran preocupación por el medio ambiente y por el cambio climático, y nos hablan de “combustibles puente” y de “economías bajas en carbono”… de sostenibilidad y hasta de ecología. También hablan de puestos de trabajo y de riqueza en general, aunque todos sabemos que los únicos que se hacen ricos con esto son ellos.

¿Es cierto que la exploración y/o explotación del shale gas puede causar terremotos?
La industria nos dice que “antes de realizar la fracturación hidráulica, las compañías estudian a fondo la geología de la zona para anticipar cómo responderá la roca y garantizar así la seguridad de todo el proceso”. Más o menos como hicieron los “científicos” italianos que aseguraron que no había ningún problema y que la gente podía irse a dormir tranquilamente unas horas antes de que ocurriera un terrible terremoto en L’Aquila que dejó 308 muertos y 1.500 heridos. La arrogancia de la industria es tal que les permite asegurar “científicamente” que no ocurrirán cosas que no se pueden prever de ninguna manera por mucha ciencia que tengan. Los casos de seísmo producidos en el Reino Unido asociados a explotaciones de gas de lutitas mediante fractura hidráulica, aun habiendo sido de baja intensidad, demuestran que es algo que puede ocurrir cuando se fracturan artificialmente las rocas del subsuelo. Es una práctica de gran riesgo y el riesgo es para todos y para las generaciones venideras.

Un estudio recientemente publicado por la “British Columbia Oil & Gas Commission” ha encontrado que el fracking puede causar terremotos: Investigation of Observed Seismicity in the Horn River Basin (BC Oil and Gas Commission, August 2012)

Impactos en el Medio Ambiente

© 2012 Shale Gas España. Ningún derecho reservado. Fotos extraídas de internet. Servicios y diseño por quienquieraquesea
SIN POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE DATOS  |  ESTAMOS EN CONTRA DE LA PROPIEDAD PRIVADA

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: