Ya hay un avance del nuevo informe de la EPA

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) ha publicado un avance del estudio que le solicitó el Congreso en el 2010 para analizar las consecuencias del Fracking sobre las aguas potables.

En el Informa recién publicado advierten de que no presentarán conclusiones hasta el 2014. El informe describe casos de estudio en zonas de perforación en Estados como Dakota del Norte, Pennsylvania y Texas, de los que se informará detalladamente cuando se concluya el estudio.

Los críticos del estudio de la Agencia de Protección Ambiental se quejan de que no se está examinando de cerca el impacto de las aguas residuales que se inyectan bajo tierra, una práctica que se ha vinculado a los pequeños terremotos que se producen en las zonas de perforación.

Aunque las conclusiones no se esperan hasta dentro de más de un año, las compañías eléctricas, empresas químicas y los grandes consumidores de gas natural temen que el estudio podría conducir a mayores regulaciones y aumentar los costes como consecuencia de ello. Los generadores de energía, incluidas American Electric Power Co. y Southern Co., han estado disfrutando de gas natural obtenido mediante fractura hidráulica a  precios muy ventajosos. En el caso de que las regulaciones se hicieran más estrictas los costes de obtención del llamado “shale gas” se dispararían con toda probabilidad.

Este es el avance del Informe de la EPA: EPA Progress Report – Dec 2012

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: