El agua, otra oportunidad de negocio

El agua es un bien indispensable para la vida, pero vivimos en un mundo en el que este recurso vital es cada vez más escaso. Sin embargo, en lugar de adoptar medidas para un aprovechamiento más racional y para una mejor distribución entre todos los habitantes del planeta, las grandes compañías piensan en los negocios que esta escasez les puede reportar.

La privatización del agua es ya un hecho en muchos lugares. La necesidad de agua para los procesos industriales, como por ejemplo para la extracción de gas mediante la fractura hidráulica, es cada vez mayor. También es cada vez mayor la contaminación de las aguas como consecuencia de los mismos procesos industriales. Sin embargo, siguen prometiéndonos crecimiento económico, reactivación de la economía, puestos de trabajo y riquezas sin fin para todos.

Llegará el día en el que tengamos trabajo, ganemos un sueldo aceptable con el que podamos cambiar de coche cada diez años, consumir gasolina y electricidad, tener calefacción y hasta aire acondicionado, estar al día de las últimas tecnologías para escuchar música y enviar mensajes a nuestros amigos y no tan amigos, pero no tendremos agua para beber ni para regar los campos. Ese día tendremos que pagar el agua a precios astronómicos a las mismas industrias responsables de su agotamiento y de su escasez. Quienes tengan la suerte de tener un trabajo y sean asalariados de estas industrias, es posible que con mucho esfuerzo puedan adquirir un poco de agua y ciertos alimentos-basura a cambio de prescindir de pequeñas cosas como renovar su coche cada diez años para hacerlo cada veinte. Pero millones de personas en el mundo tendrán que morir de hambre y de sed para que el crecimiento y la reactivación de la economía haya sido posible.

El País: La reconversión que viene será por el agua

La crisis del agua

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: