Contra el lobby del petróleo

En los próximos días, el Parlamento de Nigeria podría aprobar una multa de cinco mil millones de dólares contra la mega petrolera Shell por un nefasto vertido de petróleo que le ha arruinado la vida a millones de personas. Además, podrían aprobar una nueva ley que controle el saqueo y la contaminación que provocan las grandes petroleras. Hasta el propio Presidente del país respalda estas medidas, pero el lobby del petróleo está acosando a los parlamentarios para que entierren las propuestas.

Por primera vez en la historia, las grandes petroleras podrían empezar a pagar por la violencia que generan y por la destrucción que dejan a su paso. El presidente Goodluck Jonathan secunda la multa, y algunos senadores progresistas están tratando de adoptar una regulación más estricta. Pero el lobby del petróleo es tremendamente poderoso, y sin una verdadera ola de apoyo internacional, los miembros del parlamento nigeriano podrían sucumbir a sus presiones.

Los políticos están definiendo posiciones en este momento. Firma esta urgente petición para que el Parlamento de Nigeria multe a Shell y endurezca su legislación medioambiental, y reenvía esto a todos tus conocidos. Cuando sumemos un millón de personas de naciones de todo el mundo, llevaremos nuestra voz hasta las puertas del parlamento nigeriano.

http://www.avaaz.org/es/make_shell_pay_b/?bPWSadb&v=19144

Los expertos afirman que cada año las grandes petroleras vierten en el delta del Níger el equivalente al catastrófico derrame de Exxon Valdez en Alaska — pero África no suele interesar a los medios de comunicación. El pasado diciembre, la fuga en las instalaciones de Shell en Bonga provocó que millones de litros de combustible contaminaran el océano y enfangaran kilómetros de costa densamente poblada, provocando uno de los mayores vertidos de la historia del continente africano. La multa contra Shell y el endurecimiento de la legislación medioambiental son una oportunidad única para desafiar el poder de las grandes petroleras en África.

Durante los últimos 50 años, las compañías petroleras han obtenido unos beneficios de 600 mil millones de dólares en Nigeria, pero la población local no ve estos beneficios. Y lo que es peor, su tierra, su agua y sus caladeros de pesca siguen contaminados. Como respuesta, Shell ha invertido millones de dólares en fuerzas de seguridad para reprimir las protestas de la población local, en lugar de combatir la malas prácticas que generan sus políticas.

La industria del petróleo es crucial para la economía de Nigeria, y estas empresas nunca han sido sancionadas por la devastación que provocan sus perforaciones. Ahora el presidente de Nigeria y unos cuantos parlamentarios han decidido dar un paso adelante, multando a los barones del petróleo y exigiendoles que indemnicen a las víctimas de una vez por todas. Si demostramos a los políticos nigerianos que el mundo entero les apoya, podemos literalmente cambiar la vida de millones de personas. Haz clic abajo para firmar la petición:

http://www.avaaz.org/es/make_shell_pay_b/?bPWSadb&v=19144

Ya nos hemos enfrentado a los gigantes del petróleo en todo el mundo, desde Chevron en Ecuador hasta el vertido en el Golfo de México, o la eliminación de subvenciones a los combustibles fósiles en la pasada Cumbre de Río. Unámonos ahora por Nigeria. Asegurémonos que sus políticos le envíen un claro mensaje a las petroleras: sus días de destrucción e impunidad han terminado.

Con esperanza y determinación,

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: